Make your own free website on Tripod.com

 


Las neuronas se comunican unas con otras y con las células efectoras mediante sinapsis.

Una sinapsis es el sitio de contacto entre dos neuronas (o una neurona y una célula efectora) donde se transmiten impulsos desde una célula presináptica (una neurona) hacia una célula postsinaptica, que puede ser otra neurona, una célula muscular o una glandular.

De acuerdo a las partes de la neurona que establezcan contacto, las sinapsis pueden clasificarse en:


  • Axón como elemento presináptico: Son las más frecuentes, pueden ser axoaxónicas, axodendríticas y axosomáticas.
  • Dendritas como elemento presináptico. Dendrodendríticas, dendrosomáticas y dendroaxónicas.
  • Soma como elemento presináptico. Son las menos frecuentes y pueden ser somatosomáticas y somatoaxónicas.

 

Existen dos grandes tipos de sinapsis, de acuerdo a la estructura y la forma en que transmiten el impulso eléctrico.


· Sinapsis eléctricas. Las membranas de las neuronas presinapticas y postsinápticas se aproximan y forman uniones de tipo nexo. Estas uniones permiten el flujo libre de iones entre ambas células, permitiendo que la actividad eléctrica generada por una célula pase rápidamente a otra. Son poco comunes en mamíferos. Un ejemplo de este tipo de sinapsis en los humanos son las uniones nexo de las células musculares lisas y cardiacas.


· Sinapsis químicas. El impulso en la célula presináptica induce la secreción de un mediador químico llamado neurotransmisor, el cual se une con receptores específicos localizados en la membrana postsináptica, desencadenando fenómenos que abren o cierran canales en la membrana de esta célula. Debido a que estas sinapsis son las más abundantes en los humanos, a continuación las estudiaremos con más detalle.


SINAPSIS QUÍMICAS

Toda buena sinapsis química tiene tres componentes: membrana presináptica, hendidura sináptica y membrana postsináptica.


A) Membrana presináptica. Es el extremo de la neurona desde donde se libera el neurotransmisor, éste se encuentra almacenado en vesículas citoplásmicas. Las terminales presinapticas presentan ensanchamientos llamados botones sinápticos (si se localizan al final del axón) o botones de pasaje (si están localizados a lo largo del axón) que son los sitios específicos desde los cuales se libera el neurotransmisor.


B) Hendidura sináptica. Es el espacio que separa las membranas pre y postsinápticas.     Mide de 20 a 30 nm.


C) Membrana postsináptica. Membrana de la célula que tiene receptores para el neurotransmisor liberado por la célula presináptica. Pueden ser la membrana la membrana de otra neurona, de una célula muscular o de una célula glandular.


Dependiendo del tipo de neurotransmisor liberado, las sinapsis pueden ser inhibitorias o excitatorias. Cuando la célula postisáptica es una neurona, la suma de todos los efectos excitatorios o inhibitorios determina si se genera potencial de acción.


En las sinapsis excitatorias la unión del neurotransmisor a su receptor provoca la apertura de canales de Na+, permitiendo la entrada del mismo. Esto ocasiona que aumente el número de cargas positivas en el extremo citoplásmico de la membrana, ocasionando el inicio de un potencial de acción. Son ejemplos de neurotransmisores excitatorios: glumatamo (en SNC), acetilcolina (usado en sinapsis entre neurona y músculo), aspartato, glicina (sólo es excitatorio en cerebro), etc.


En las sinapsis inhibitorias la unión del neurotransmisor a su receptor provoca aumento en la entrada de Cl– y la salida de K+, esto provoca que la membrana se hiperpolarize y no se genere un potencial de acción. Son ejemplos de neurotransmisores inhibirotorios: ácido gamaanimobutírico (GABA), glicina (en médula espinal), etc.

Para limitar la acción del neurotranmisor, una vez que éste ha efectuado su efecto, éste es degradado o recapturado por la membrana presináptica. 

Si quieres saber un poco más sobre neurotransmisores da click aquí.